viernes, 18 de septiembre de 2015

Esclerosis múltiples. Últimas innovaciones.


¿Qué es?
La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune del sistema nervioso central.
Es de carácter lento y progresivo, comienza entre los 20 y 40 años de edad y lleva consigo un deterioro de múltiples funciones del sistema nervioso.

¿Cuáles son sus síntomas?
Los podemos resumir en 6 agrupaciones.
Alteraciones neurológicas: Deterioro cognitivo leve como pérdida de memoria, depresión y trastornos psicóticos.
Alteraciones sensoriales. Entumecimiento, hormigueo, dolor.
Alteraciones sexuales: Falta de sensibilidad, impotencia.
Trastornos visuales: Vista doble, pérdida de visión o percepción de colores.
Alteraciones en el equilibrio y la coordinación. Debilidad y torpeza de las extremidades.
Alteraciones musculares. Espasticidad, debilidad y fatiga.

Suplementos minerales  y complementos. ¿Eficacia probada?
No hay ningún suplemento mineral ni complementos naturales de eficacia probada.
Podemos decir que hay ciertos aminoácidos que son precursores de neurotransmisores que estabilizan nuestro sistema nervioso y podrían ser un complemento adecuado en la dieta de personas con alteraciones nerviosas.
Estos son
TIROSINA. Como precursor del neurotransmisor DOPAMINA, estimula la memoria. Alimentos ricos en tirosina : Huevos, quesos, soja y derivados ( tofu).
FOSFATIDILSERINA, como precursor de la ACETILCOLINA, estimula los reflejos de memoria inmediata. Se encuentra en la lecitina de soja.
GLUTAMINA. Precursora del GABA (ácido gamma amino butírico), ayuda en los procesos cognitivos de organizar información y estabiliza los cuadros de espasticidad, contracciones. Se encuentra en leches, carnes y huevos.
TRIPTOFANO, precursor de la SEROTONINA, es un antidepresivo que incrementa la percepción externa. Se encuentra en la planta Hipericum perforatum y en aceites de pescado.

El ultimo medicamento: COPAXONE (GLATIRÁMERO®)
Es una mezcla de los péptidos sintéticos. L- Glutámico, L-alanina, L- tirosina y L-a lisina.
Provoca un aumento de los linfocitos T supresores, que están en déficit en la esclerosis múltiple. Reduce con ello en un 30% las recaídas. Es más útil en pacientes con esclerosis remitente-recidivante y se ha comprobado que remiten las lesiones neurológicas.
Es inyectable.


Bibliografía: http://ndb.nal.usda.gov/ndb/nutrients/index

No hay comentarios:

Publicar un comentario